Futuro Vegetal obliga a cortar la M-30
Futuro Vegetal obliga a cortar la M-30

Futuro Vegetal obliga a cortar la M-30

  • Una activista ha escalado una señal luminosa de la M-30.
  • Futuro Vegetal apoya el comunicado de Defender a quien Defiende y exige que el Estado frene la represión contra sus activistas.

Madrid, 13 de julio de 2023.  Una militante de Futuro Vegetal ha escalado a una señal luminosa, forzando por tanto a la paralización del tráfico por cuestiones de seguridad para las propias activistas. La protesta forma parte de la campaña contra el abuso y acoso que sufren las activistas por parte del Estado y de sus fuerzas represivas. 

La plataforma Defender a quien Defiende ha lanzado esta misma semana un comunicado mostrando soliradidad y apoyo a las activistas de Futuro Vegetal que, según el comunicado, “han sufrido 50 detenciones injustificadas (30 de ellas se produjeron sólo durante el mes de abril) […] y se enfrentan a una reclamación de un total, como mínimo, de 57.800 euros”.

Denuncian diferentes situaciones de abuso y discriminación en las detenciones de las activistas, como el mes pasado cuando tres mujeres detenidas tras una acción en la embajada Británica “las tres activistas y que fueron obligadas a orinar y cambiarse de ropa con las puertas abiertas mientras pasaban policías varones por delante, infantilizándolas con todo tipo de comentarios y vejaciones”.

La plataforma denuncia también que hubo 3 periodistas detenidas, 1 periodista encausada por daños y 4 periodistas identificadas, cacheadas y registradas en el lugar de los hechos, obstaculizando su tarea periodística.

Continúan así con una ola de protestas que ha escalado en intensidad y frecuencia durante todo el año. Según una de las portavoces de Futuro Vegetal “las instituciones nos han fallado y no vamos a parar hasta que se tomen medidas contundentes contra la Crisis Climática, nos lo jugamos todo“.​​​​​​​

Futuro Vegetal protesta contra el modelo agroalimentario que “es responsable directamente de la emergencia climática actual”, según afirman desde el movimiento haciendo eco de los informes del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de las Naciones Unidas. Por ello exigen al gobierno el fin de las subvenciones a la ganadería y que se utilice ese dinero para una transición a un sistema agroalimentario basado en plantas que sea social y ecológicamente justo.

La industria ganadera es uno de los principales responsables de emisiones de Gases de Efecto Invernadero, la deforestación, la contaminación del agua y la sequía. El año pasado, el estado español sufrió uno de los tres años con mayor estrés hídrico en los últimos sesenta años y la tendencia, siempre según los informes de las Naciones Unidas, es que “la situación empeore si no tomamos medidas radicales”.

La activista ha sido detenida por la Policía Nacional y trasladada a la comisaría de Moratalaz a petición de la Brigada de Información junto a un periodista y la mediadora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *