Somos un colectivo de desobediencia civil y acción directa que lucha contra la Crisis Climática mediante la adopción de un sistema agroalimentario basado en plantas
Futuro Vegetal llena de lápidas los jardines del Ministerio de Transición Ecológica.
Futuro Vegetal llena de lápidas los jardines del Ministerio de Transición Ecológica.

Futuro Vegetal llena de lápidas los jardines del Ministerio de Transición Ecológica.

Con la consigna “Teresa Ribera mata callando: el ecocidio de la ganadería”, activistas de Futuro Vegetal han condenado el silencio de la Ministra en la polémica desatada sobre las macrogranjas. Los ciudadanos señalan que, según Naciones Unidas, la industria ganadera es la principal responsable de emisión de gases de efecto invernadero a nivel global.

Las activistas han escenificado el desastre que conlleva la ganadería con mensajes como “DEP animales”, “DEP Amazonas”, “DEP océanos”, “DEP agua potable” y “DEP planeta habitable”, acompañados de cifras de estos acontecimientos, colocando lápidas en los jardines del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico.

Simultáneamente, pegaron carteles a la fachada con frases como “la ganadería es responsable de más emisiones de gases de efectos invernadero que todo el sector del transporte mundial combinado”, “la ganadería es el mayor usuario de tierras del planeta y el principal impulsor de la deforestación en el mundo”, “un cambio masivo a nivel mundial de los alimentos de origen animal tendría un impacto significativo y casi inmediato a la solución de la Crisis Climática” o “Silencio e Inacción = Extinción”.

Futuro Vegetal denuncia: «el silencio e inacción del gobierno en estos asuntos muestra lo distante que está de la necesaria protección del medio ambiente y los animales». Una vocal del movimiento climático y por los derechos de los animales ha insistido en que: «una transición del sector a un sistema 100% vegetal aportaría múltiples beneficios como aguas más limpias, mejor salud de la población, disminución considerable de las emisiones de los gases de efecto invernadero y reducción de la desforestación y el extractivismo».

Victòria Domingo, portavoz del colectivo, ha reivindicado que: «la actividad ganadera es un sin sentido ecológico que debe detenerse de inmediato, promoviendo alternativas basadas en plantas para el sector de forma social y ecológicamente responsable». «Esta misma semana, el gobierno australiano decidía invertir mil millones de dólares en la Gran Barrera de Coral, ¿por qué nuestro gobierno no actúa a la altura de las circunstancias?» preguntaba la portavoz.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *